Quemar calorías

Calorías

Infomación sobre calorías y calorías en alimentos

Controlar las calorías para perder peso

Hay tres formas de quemar calorías. Aquí te explicaremos cuáles son y qué puedes hacer para conseguir que tu cuerpo queme más calorías.

Puedes conseguir adelgazar de formas fácil y rápida si aumentas tu tasa metabólica y como consecuencia, quemas más calorías.

La tasa metabólica es la velocidad a la que el cuerpo quema calorías. Un cuerpo que consume 2500 calorías al día y quema 2500 calorías al día, se quedará en el mismo peso. Un cuerpo que consume 2500 calorías diarias, pero sólo quema 2000 calorías, aumentará de peso aproximadamente a un ritmo de medio kilo por semana.

Esto explica por qué hay personas con suerte que no engordan aunque coman habitualmente comida basura.

Puedes hacer muchas cosas para acelerar tu metabolismo, el secreto para quemar calorías consiste en saber lo que determina tu tasa metabólica y lo que puedes hacer para influir en ella.

Debes tener en cuenta que se queman calorías para proporcionar energía a tres funciones principales:

La tasa metabólica basal

Esta es la cantidad de calorías que se queman sólo por el hecho de estar vivo, incluso cuando estás tumbado, sin hacer nada. La tasa metabólica basal representa aproximadamente el 60% de las calorías quemadas por una persona.

Las calorías que quemas durante una actividad

Esta es la energía que utilizas durante el movimiento, por ejemplo cuando levantamos un brazo para limpiar una ventana. Esto representa aproximadamente el 30% de las calorías consumidas por una persona.

La termogénesis alimentaria

El efecto termogénico se describe como la producción de calor inducido por la comida, es decir, las calorías quemadas en el proceso de comer, digerir, absorber y utilizar los alimentos.

Cómo quemar calorías más rápidamente

Puedes influir en todos estos factores con la finalidad de acelerar el ritmo para quemar las calorías, te presentamos las siguientes tácticas para conseguirlo:

Aumenta la masa muscular

Aumenta la masa muscular de tu cuerpo. Por cada medio kilo de músculo que aumentas, tu cuerpo utiliza unas 50 calorías adicionales diarias. En un estudio reciente, los investigadores descubrieron que con un entrenamiento regular, la tasa metabólica basal aumenta un 15%. Esto es porque el músculo es metabólicamente activo y quema más calorías que otros tejidos del cuerpo, incluso cuando no se está moviendo.

Un entrenamiento con pesas sólo 3 veces por semana durante unos 20 minutos es suficiente para aumentar tu masa muscular. Con ésto, no sólo vas a quemar más calorías, también te sentirás mejor, sea cual sea tu peso.

Muévete más

A pesar que una persona puede gastar de media un 30% de calorías a través de la actividad diaria, existen muchas personas sedentarias que sólo utilizan un 15%. Basta con ser consciente de este hecho para que aproveches cada oportunidad para moverte. Si lo haces, esto puede provocar una gran diferencia en las calorías que quemas.

El truco está en no olvidarte de tu propósito de adelgazar. Escribe la palabra movimiento en post-its y pégalos por toda la casa para que puedas verlos cuando estés quieto. Debes aprovechar todas las oportunidades para moverte. A continuación te damos algunas ideas para que puedas quemar más calorías:

  • Toca tus pies.
  • Mueve las piernas.
  • Tamborea con los dedos.
  • Ponte de pie y estírate.
  • Mueve tu cabeza de lado a lado.
  • Cambia de posición.
  • Muévete aunque estés sentado.
  • Sube y baja escaleras.
  • No utilices el teléfono interno de la oficina, ve en persona.
  • Utiliza el lavabo del piso arriba.
  • Aparca tu coche lejos, así tendrás una excusa para caminar.
  • Ponte de pie o anda cuando hables por teléfono.
  • Contrae y relaja los músculos.

Encontrarás un montón de oportunidades para quemar más calorías si tienes presente lo que quieres conseguir.

Comer comida picante

Hay pruebas que demuestran que las especias, sobre todo chile, pueden aumentar la tasa metabólica hasta en un 50% durante un máximo de 3 horas después de haberlas ingerido en una comida picante.

Las bebidas que contienen cafeína también estimulan nuestro metabolismo, al igual que el té verde.

Practica ejercicio aeróbico

Además de la cantidad real de calorías quemadas durante el ejercicio, algunos estudios han demostrado que si realizas una sesión de ejercicios de alta intensidad, sigues quemando calorías durante varias horas después de haberlos realizado.

Estas sesiones de ejercicios suelen durar unos 30 minutos a una frecuencia cardiaca alta y se deben realizar unas 3 o 4 veces por semana. En estas sesiones podemos incluir caminar vigorosamente, realizar ejercicios aeróbicos como el step, trotar, montar en bicicleta o nadar.

Come poco y a menudo

Hay razones que prueban que la ingesta regular de comidas ligeras y frecuentes, ayuda a nuestro metabolismo a ir más rápido que las comidas copiosas y menos frecuentes. Hay dos razones por las que la frecuencia de las comidas puede afectar a tu metabolismo. En primer lugar, los niveles de hormonas tiroideas comienzan a caer unas horas después de haber comido y esto hace que nuestro metabolismo vaya más lento. En segundo lugar, el efecto termogénico cuando comemos varias comidas ligeras es un poco superior a cuando comemos la misma cantidad de calorías concentradas en una misma comida.

Siempre que tus comidas ligeras no degeneren en una solución rápida, sean altas en grasa o en azúcar, comer poco y a menudo nos puede ayudar a controlar el hambre y a no tener la necesidad de comer compulsivamente.

Artículos relacionados con Quemar calorías